Martín Meléndez   

Conocí a Guillermo Chavaría a mediados de los noventa durante una visita que hiciera a Salama, Guatemala, para observar casas de adobe. Mi primera impresión fue que estaba ante un hombre de criterio firme, que sabía lo que quería para él, su familia y su pueblo.

Unos años después, hemos tenido la dicha de recibir a Guillermo aquí, en Nicaragua. En Guatemala, él dirige un exitoso taller de tejas de micro concreto, donde produce más de 300 tejas diarias y realiza una venta semanal superior a las 2 000 unidades.

Al preguntarle durante su visita, por qué le gustaba tanto la teja de microconcreto, su respuesta fue contundente:

Existen muchas razones para usar la teja. Pero, para mí, las principales son tres:

  • Constituye una buena alternativa para techos entre las personas más necesitadas
  • La TMC es superior a todas las cubiertas ligeras que conozco
  • Una casa con TMC se ve mucho más hermosa

La mayor preocupación para Guillermo es su gente y cómo ayudarlos a mejorar el nivel de vida. Este fue, precisamente, el objetivo de su visita a Nicaragua. Estaba interesado en ampliar su taller y diversificar la producción con cemento puzolánico y bloques de concreto vibro-compactados, utilizando el cemento puzolánico (CP-40).

Confieso que esto nos sorprendió enormemente, ya que consideraba a Guillermo un partidario incondicional del adobe. ¿Por qué, entonces, un cambio tan repentino?

Él explica que en Guatemala la aceptación del adobe ha bajado mucho. La mala utilización de estos ha sido la causante. En consecuencia, la gente va a las grandes ciudades a buscar los bloques de concreto, y a veces tampoco estos poseen buena calidad.

Por eso él optó por fabricar los bloques de CP-40, suprimir los gastos de transporte, y ofertar un producto más barato y de calidad superior al existente en el mercado. Su interés es que la gente de escasos recursos pueda construir su vivienda.

En otro momento de nuestra conversación, le pedí una comparación del adobe con el bloque, y este fue el resultado:

Ventajas

Desventajas

ADOBE

- material local
- no necesita maquinaria
- no exige una mano de obra muy tecnificada
- si está bien hecho es mucho más resistente
- más difícil de hacer
- mucho tiempo
- la gente trabaja como quiere y sale un mal adobe
- muchos insectos se alojan en las paredes

BLOQUES DE CONCRETO

- lleva varilla, lo cual le da más resistencia a la casa
- casas más bonitas
- no se alojan insectos en sus paredes
- está de moda
- mucho más caro
- necesita de un albañil para construir las casas

En resumen, Guillermo plantea que las casas de adobe pueden ser tan buenas como las de bloques de concreto, pero necesitan más educación para las familias que la habitan. El bloque de concreto no es quizás la mejor alternativa, pero tiene mucha demanda.

Otra ventaja clara que ve en producir bloques, con CP-40 de venta, es que genera ganancias adicionales con las cuales iniciar otros proyectos que ayuden a la mayoría, tales como: apicultura, guardería infantil, útiles para la alfabetización de adultos o mejorar la calidad de vida en el hogar.

Guillermo aseguró que lo impresionó positivamente el taller de ecomateriales de Diriamba. Especialmente, nos halagó mucho su expresión de que “aquí todos ‘jalan’ parejo, y se trabaja en armonía”. De aquí se lleva la forma de fabricar el caballete de 90 grados o bota aguas, para implementarlo en Guatemala.

Para terminar, el experimentado productor quiso enviar un mensaje a todos los miembros de la Red ECOSUR:

“ECOSUR se erige como una alternativa muy grande, que debe extenderse a todos los países y pueblos pobres de América Latina. Si lo hace, le correspondería un papel primordial en el mejoramiento de la calidad de vida de todos. ECOSUR ha podido enfocar los aspectos fundamentales del ser humano, y ojalá su presencia fuera mayor en Guatemala. ECOSUR —subrayó— habla poco pero hace mucho.

Y, quizás, esta última frase también defina a Guillermo: hace más de lo que dice.

Le agradecemos su visita a Nicaragua y lo esperamos otra vez con los brazos abiertos para que comparta con nosotros su experiencia y sabiduría.