Beate Grunzke   

Impresiones de una visita realizada por Beate Grunze y Peter Arndt, directores del Proyecto Casa de Arcilla, en Namibia, al Centro Vocacional “Ban Thin” para la Tecnología de la Construcción, en Tailandia Nororiental, dirigido por Geoffrey Wheeler.

Durante nuestras vacaciones en Thailandia visitamos a Geoffrey Wheeler, a quien Peter conoció en la Conferencia de Ecomateriales en Santa Clara (septiembre-2001). Él construyó un Centro Vocacional para Tecnología de Construcción (CVBT por sus siglas en inglés) en un pueblo de Tailandia Nororiental, después de casarse en el seno de una familia tailandesa.

Una relación íntima con la iglesia católica le permitió construir el centro en tierras que esta posee. Así, en 1991, se fundó el CVBT. Su objetivo era crear empleos promoviendo la fabricación a pequeña escala de materiales de construcción de hormigón, con lo cual reemplazaba importaciones y ayudaba a reducir la migración de obreros a Bangkok o al extranjero.

La entrada al centro se ubica al lado de una iglesia católica grande, con una congregación de cerca de sesenta familias. Exactamente en el camino principal, muy visible para los vehículos de paso, puede verse una exhibición de materiales producidos por ellos: tejas de microconcreto (TMC), bloques de enclavamiento de tierra comprimidos, bloques curvos de cemento para tanques de agua de lluvia, y losas de pavimentación.

PRODUCTOS

Desde 1991, el CVBT ha venido usando, investigando, desarrollando y promoviendo materiales de construcción a pequeña escala, aplicando tecnologías industriales como un medio para crear empleos. El primer producto de CVBT fue una teja grande de hormigón para techo (la semi-lámina de TMC) que compite con productos importados en la región. El rango del producto ahora incluye una pequeña teja romana de microconcreto. Ambos prototipos son sencillos, de manera que puedan ser fabricadas por los pobladores en una mesa vibradora de 12 volt.

El cemento, elaborado a partir de la ceniza de la cáscara de arroz, es otro ejemplo de una tecnología explotada en el CVBT. Los bloques curvos para construir tanques son una tecnología simple que puede ayudar a las familias a crear reservas de agua potable limpia y segura. Los bloques de enclavamiento de tierra comprimida (ICEB, por sus siglas en inglés) se fabrican a partir de tierra de laterita y cemento comprimido, usando una prensa manual tipo Cinva-Ram. Los bloques son fuertes y populares y con ellos se han construido hermosas casas. En tanto que la losa de pavimentación ornamental Soeng Thai,, además de fácil de producir, se vende bien.

ENTRENAMIENTO

Se mantienen programas de entrenamiento por solicitud. La mayoría de los curriculums de producción duran diez días e incluyen la selección de la materia prima, producción, comprobación y mantenimiento de equipos. Los cursos se imparten en el centro y en el lugar. La hostería y facilidades de cocina están disponibles para los participantes. Además, dos estudiantes de la universidad de Bangkok han trabajado en el proyecto durante varios meses.

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

El CVBT diseña herramientas, tecnologías y productos para la producción en pequeña escala y la comprobación de materiales de construcción. Ha desarrollado varias tecnologías que ayudan a obtener fácilmente productos de calidad. Por ejemplo, el cubo plástico de medida fabricado con tubos de PVC, el cual posee una boca relativamente pequeña comparada con su gran altura. Esto reduce los errores al medir las materias primas (arena, piedra y tierra).

En el campo de la TMC, Geoffrey Wheeler ha desarrollado diferentes marcos para la mesa vibradora: para tejas de cumbrera y tejas "pre-cortadas", así como para el sistema de "cumbrera holgada" (tejas largas y cortas de cumbrera redonda). Él también ha concebido una estructura sencilla en la que las tejas y los bloques pueden ser curados a vapor. Además, hay tejas brillantes y vidriadas con pintura acrílica.

Los bloques de enclavamiento de tierra comprimida podrían resultar interesantes para Namibia, ya que en ellos se emplea una proporción de cemento-tierra entre 1:6 y 1:10 por volumen, en dependencia de las cualidades de la tierra y el cemento. Gran cantidad del cemento importado de Africa del Sur podría ser sustituida usando tierra de Namibia, creando a la vez empleos para personas con baja calificación y reduciendo el gasto de energía que requiere el transporte. Una ventaja de estos sobre el adobe es que no necesitan repello pues los ICEBs son resistentes al agua. Las dificultades con esta tecnología podrían hallarse en la máquina de pulverizar tierra, la cual demandaría mucho mantenimiento, o en la prensa de bloques, que debe ser corregida una vez al día para asegurar que todos salgan exactamente del mismo tamaño.

Auto-Sostenibilidad

Todo esto se logró sin grandes capitales provenientes del exterior. En los últimos años, la Embajada Británica patrocinó algún equipo de entrenamiento y pagó las cuotas para los aprendices, en tanto que el GTZ proveyó de algunos fondos para el desarrollo de tecnologías apropiadas, pero ahora el centro genera sus recursos vendiendo los productos y cobrando cuotas por entrenamiento.

Situación actual

Cuatro personas trabajan a tiempo completo en el centro, además de un ama de casa y un jardinero, mientras que a unos 15 lugareños se les paga por ladrillo producido. La línea de tejas se halla actualmente inactiva debido a problemas de mercadeo. En Thailandia hay disponibles muchos sistemas de techado, fabricados por compañías que pueden pagar grandes campañas de anuncios en la televisión. De manera que el mercado de las tejas de microconcreto todavía está limitado a Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que quieren apoyar esta tecnología. Sin embargo, en Laos y Camboya parece ser diferente; allí Geoffrey Wheeler ve un gran potencial de mercado para las TMC. Él se mantiene en contacto con Centros Vocacionales de Entrenamiento en ambos países y trabaja en el montaje de una red.

El CVBT ya ha exportado algunas prensas de bloque a Africa del Sur que probablemente serán usadas en proyectos de construcción en Angola.

Lo que devolvemos a Namibia

Conocimientos para la construcción de estructuras de techo de metal: El propio Geoffrey Wheeler diseñó una estructura de techo de metal con ángulos de acero ligero (24x24x2.5mm) y una distancia entre las vigas de 1.65 m. El vuelo al final es de 1.05m. Después de cuatro años, se mantiene en buenas condiciones, sin señal alguna de arqueo hacia abajo. Nuestro techo normal se desarrollará con una sola viga de acero en el medio, en una habitación de tres m de longitud.

"Las tejas Pre-cortadas": Debido a los techos de cuatro lados, hay que cortar muchas tejas, lo cual consume la mayor parte del tiempo necesitado para techar, y a la vez demanda electricidad en el lugar de construcción para moler. Aquí en Thailandia encontramos una teja que se produce ya con un corte, ideal para el techado standard que vamos a desarrollar para las futuras casas.

Ideas para las tejas de cumbrera: Nuestra variedad del producto se extenderá con diferentes tipos de tejas de cumbrera de TMC.

Hospitalidad

Durante la cena de despedida dispuesta por la familia Wheeler, pudimos admirar su encantadora casa, construida de dos pisos con paredes de ICEBs y techada con TMC. Un maravilloso ejemplo de todo lo que podemos conseguir con estas tecnologías, hábilmente empleadas en la construcción de viviendas económicas y ecológicas.