Del 2 al 8 de febrero del 2003 se efectuará la III Ruta Ecológica entre las ciudades de Holguín y Santa Clara, Cuba, que incluye el triatlón (natación, ciclismo y carrera) en su parte deportiva, y conferencias sobre el hábitat sostenible y el uso de ecomateriales, en su programa académico.

Se ha definido el siguiente cronograma:

· Domingo 2: Traslado hasta Holguín
· Lunes 3: Holguín-Las Tunas
· Martes 4: Las Tunas-Camagüey
· Miércoles 5: Camagüey-Ciego de Ávila
· Jueves 6: Ciego de Ávila-Sancti Spíritus
· Viernes 7: Sancti Spíritus-Trinidad-Cienfuegos
· Sábado 8: Cienfuegos-Santa Clara (80 km)

Participarán en el recorrido miembros del equipo nacional cubano de triatlón y atletas extranjeros. En el grupo viajarán prestigiosos profesores de la Universidad Central de las Villas y de la Universidad de Kassel, Alemania, quienes impartirán charlas de contenido técnico.

La actividad académica se ha organizado en dos comisiones, una de arquitectura y otra de ingeniería civil, de forma tal que en cada ciudad puedan desarrollarse 4 charlas por día.

La parte deportiva incluirá una primera etapa de natación, en las ciudades donde esto sea posible. A continuación los atletas se trasladarán en bicicleta hasta la próxima ciudad, donde terminarán con una corta carrera. Todo será organizado de forma que los pobladores puedan disfrutar el espectáculo deportivo.

La primera ruta ecológica se organizó en diciembre de 1999 para divulgar por todo el país los conceptos relacionados con el hábitat sostenible. Con el apoyo de la UNAICC y la Red EcoSur, se organizó un recorrido de 7 días entre la ciudad de Santa Clara y Holguín. Un grupo de atletas de triatlón realizaba diariamente jornadas de este deporte en la mañana, mientras el equipo completo se trasladaba de una ciudad a otra. En la tarde se organizaron conferencias y charlas sobre temas técnicos en cada una de las ciudades visitadas.

Aproximadamente un año más tarde se realizó la segunda edición de este evento, esta vez partió de Santiago de Cuba en un recorrido de ocho días con escalas en cada una de las capitales de provincia. Se repitió la combinación del deporte en la mañana y actividades académicas en la tarde. Nuevamente la Red Ecosur y la UNAICC apoyaron la ejecución de este programa.

Los principales resultados de esta iniciativa han sido el estrechamiento de contactos de trabajo entre las provincias orientales del país y la Universidad central de las Villas, específicamente en los programas de construcción de viviendas de bajo costo.

Como promedio han asistido unas 25 personas a cada una de las charlas impartidas, lo que da una cifra total de 300 que han recibido superación por esta vía. El espectáculo del deporte ha sido también disfrutado en cada ciudad, lo que además ayuda a fomentar hábitos sanos de vida.