Técnicos nicaragüenses y cubanos realizaron una visita a proyectos habitacionales en Colombia y Ecuador, con el propósito de intercambiar experiencias en aspectos constructivos y normas de diseño, y a la vez, conocer los procesos administrativos en la implementación de esas acciones de interés social. Simultáneamente, los técnicos participaron en el Congreso de Vivienda, organizado por EcoSur socio colombiano FENAVIP (Federación Nacional de Vivienda Popular), donde aportaron sus experiencias en la fabricación e instalación de cubiertas con la teja de micro concreto.

FENAVIP

La Federación Nacional de Vivienda Popular de Colombia (FENAVIP) aglutina a casi 250 organizaciones interesadas en llevar a sus respectivos lugares de origen proyectos de viviendas con el apoyo y las normas ya establecidas por la propia institución.

LA FENAVIP funciona como un grupo corporativo solidario y está a su vez compuesto por una cooperativa de ahorro y crédito, y una corporación educativa que gestiona todas las actividades. La integran también organizaciones populares autónomas que se ocupan de reunir a las familias interesadas en viviendas; un grupo llamado HECHOS, encargado de la comunicación, el cual elabora material de capacitación y publicidad; y un grupo técnico que elabora y ejecuta los proyectos.

Para tales proyectos ellos cuentan con la Organización Popular de Vivienda, que es un factor muy importante. Primero se abre un proceso de inscripción de solicitud, prioritariamente para personas que no la poseen, además se realiza la promoción en sectores de trabajadores, a través del sindicato o las relaciones humanas. Se hacen campañas de educación comunitaria referentes a economía social, ahorro, subsidios, viviendas en desarrollo, todos en general con un componente participativo, procesos de difusión del proyecto y/o programas paralelos.

A la vez, va realizándose por la familia el proceso de ahorro solidario, a través de tres componentes fundamentales: el ahorro programado, que consiste en una cuota inicial aportada por el beneficiario; el subsidio de vivienda otorgado por el estado, y el crédito complementario, que facilita la FENAVIP a través de su Cooperativa de Ahorro y Crédito (CREAR).

Entre los factores más importantes para que la FENAVIP obtenga sustanciales logros en sus planes están el alto nivel de organización comunitaria y la buena relación con los beneficiarios.

OTRAS EXPERIENCIAS

En Ecuador, los visitantes conocieron la experiencia de la Constructora "La Cuspide", una empresa privada que ha implementado un sistema donde el beneficiario aporta el 30% como cuota inicial —no necesariamente tiene que ser entregada en su totalidad de una sola vez—, la cual debe ir entregando a la constructora en cuotas según convengan ambos. El otro 70% lo aporta un Banco, previa una calificación para optar por el crédito. La Cuspide empieza la vivienda una vez que el beneficiario cumple todos los requisitos y es aceptado por el Banco.

En ambos proyectos visitados llama la atención la forma de aprovechamiento al máximo de los espacios mínimos de la vivienda, así como la aceptación de las calles peatonales y espacios públicos comunes en la comunidad, integrando estos últimos de alguna manera a cada vivienda, sin que por ello deje de ser públicos. A pesar de que son construcciones masivas, no se ha perdido de vista el diseño arquitectónico.

En ambos proyectos visitados, sea los proyectos populares en Columbia o los proyectos para la clase media en Ecuador, todas las viviendas los acabados son de muy alta calidad y los espacios son más amplios pero abiertos en lo interno, creando una unidad armónica.

Los visitantes pudieron apreciar otro factor importante: la organización, tanto en los proyectos de interés social como en los privados. En el primer caso, por el apoyo de las organizaciones, el gobierno y la comunidad; y en el segundo, por el manejo eficiente de proyectos de muy buena calidad con poco personal. La base de ello es un trabajo organizado en equipo, donde el trabajo que cada uno desempeña se optimiza y materializa en proyectos donde no se subestima el más mínimo detalle.