Sociedad de 2000 WattsCon una interesante presentación apoyada por varios gráficos reveladores del consumo energético a nivel mundial, Roland Stulz cautivó a los participantes en su ponencia principal el día de apertura de la III Conferencia EcoMateriales 2005. Especialmente inspirada resultó la generación más “joven”, preocupada por el futuro de nuestro planeta. El arquitecto suizo, involucrado en un innovador programa llamado “Novatlantis”, del Instituto Federal Tecnológico de Suiza, ETH, presentó una visión futurística  llamada “La Sociedad de 2000 Vatios”. El programa enfrenta la demanda mundial de energía con una visión que llama a la reducción del consumo energético en el hemisferio norte, y al desarrollo sustentable de las economías en el sur.

Con una interesante presentación apoyada por gráficos que revelan el consumo energético a nivel mundial, Roland Stulz cautivó a los participantes en una ponencia principal el día de apertura de la III Conferencia EcoMateriales 2005. Obviamente, él logró tocar el nervio. Especialmente inspirada resultó la generación más "joven", preocupada por el futuro de nuestro planeta. Un africano influyente dijo que incluiría estos conceptos en sus planos inmediatamente.

El arquitecto suizo, involucrado en el programa innovador llamado "Novatlantis" del Instituto Federal  Tecnológico de Suiza ETH, presentó una visión futurística  llamada "La Sociedad de 2000 Vatios". El programa enfrenta la demanda mundial de energía con una visión que llama a la reducción del consumo energético en el hemisferio norte, y el desarrollo de economías de forma sustentable en el hemisferio sur.

La visión de los 2000 Vatios llama a la reducción del consumo de energía por un factor de 3 a 6 en el norte, mientras que los países del sur deben desarrollar sus economías con un incremento de la inversión energética por un factor de 3 - 6.  Esta inversión energética adicional debe obtenerse de forma sostenible con mayor eficiencia y  tecnología.

Sociedad de 2000  Watts 

Huella ecológica
Stultz introdujo el tema refiriéndose a la huella tecnológica y llevó al público un nuevo concepto. La huella ecológica mide cuanta tierra y agua requiere una población humana para producir los recursos que consume y para absorber sus desechos, tomando en cuenta la tecnología predominante. Hoy, la huella ecológica humana es más de 20% más grande de lo que el planeta puede regenerar. Nosotros mantenemos este sobregiro liquidando los recursos naturales.

Cambios en el uso de la tierra y el consumo energético son factores contribuyentes, especialmente los combustibles fósiles como porcentaje del consumo energético. El panorama general se expresa en como medio ambiente- uso del agua y cambio sociedad de 2000 Vatios puede ser una solución.

La clave para lograr la sostenibilidad se encuentra en la sustitución, eficiencia y selección. La transformación requiere la adaptación rigorosa de la infraestructura y de un estilo de vida inteligente. Mientras que esto abarca más seguridad y salud, más comodidad, desarrollo individual y económico para cada uno, el desarrollo urbano sostenible no significa una calidad de vida más baja. Al contrario, mejores materiales y un grado mayor de eficiencia energética, la sustitución de combustibles fósiles por formas renovables de energía, y la modificación de prácticas empresariales que contribuirán hacia un mejor medio ambiente urbano.

Stulz enfocó el potencial de la eficiencia de los recursos renovables y los posibles mejoramientos en áreas como autos, iluminación, motores, botellas de vidrio, calefacción y aviones. El área de las edificaciones tuvo una relevancia especial para los arquitectos, ingenieros, constructores e investigadores en la Conferencia. Un público proveniente de cinco diferentes continentes, definitivamente al tanto de su posición de iniciar cambios, fue el ideal para estas ideas nuevas.

Demandas de viviendas diferentes requieren de soluciones diferentes. Por medio de fotos Stulz expuso situaciones que han creado microclimas confortables. Materiales de construcción como los ladrillos y las Tejas de MicroConcreto enseñan como un producto puede ser fabricado con una mejor eficiencia energética.

Un desafío para los arquitectos e ingenieros fue la idea de crear estrategias para la climatización. La climatización natural, donde la sombra sustituye al aire acondicionado, fue mostrada en fotos en contraste con los rascacielos con aire acondicionado, o la climatización por reflexión.

El edificio de oficinas de Amstein & Walther en Zürich, Suiza fue presentado como un ejemplo vivo. Tiene 220 plazas de trabajo a alto nivel, utiliza luz, ventilación, calefacción y climatización natural. Tiene parqueo solamente para 24 carros, más diez microcarros tipo SMART para el trabajo de A&W. En general, los 200 empleados usan el transporte público. El aire fresco fluye directamente hacia los espacios de trabajo por medio de cajas de aire. La calefacción se logra por medio de una bomba de calor que saca el calor desde el suelo y el aire.

La movilidad es otra área de importancia para el desarrollo, especialmente en los países del sur. Stulz presentó una comparación del uso del transporte público entre Los Ángeles, EEUU, donde más del 85% de la población usa el carro particular para sus distancias diarias, con las ciudades de Basilea y Zurig, o en Suiza, donde solamente un 20% usa su carro -la mayoría de la distancia se hace con el transporte público, por bicicleta o a pie. Compartir carros ofrece la posibilidad de combinar el transporte público con el tráfico particular al mismo tiempo de optimizar el rendimiento ambiental. El uso de combustibles orgánicos como el biogás, alcohol o methol ester de colza en los automóviles permite un manejo neutral de CO2.