Curso de Instructores en Nicaragua El primer curso de instructores de albañilería para formación dual se desarrolló en Diriamba, Nicaragua, con la participación de compañeros de Ecuador, Nicaragua y Suiza.

Grupo Sofonías ha venido implementando esta forma de capacitación en proyectos de viviendas de interés social de Nicaragua y Ecuador. El trabajo práctico ha tenido lugar en la construcción de las viviendas, y las calificaciones han dependido de los resultados en las terminaciones, más otras evaluaciones realizadas durante cursos prácticos muy específicos, que ha implementado Bernardo Rhyner, de SofoSuiza. De esta experiencia, surgió la idea de estandarizar los cursos prácticos y por ende, adiestrar a instructores para que ejecuten estas tareas.

Este primer curso se efectuó de dos formas: una práctica con los aprendices del segundo año de formación dual del Proyecto Diriamba, que realizaron diferentes actividades en el taller de EcoMateriales, y otra en sesiones de trabajo, reunidos en las oficinas de SofoNic.

Cada uno de los doce aprendices de albañilería levantó un muro de ladrillos; además, repellaron y afinaron las paredes y colocaron las losetas de pisos y azulejos en las mismas. Por lo general, estas actividades no se contemplan en las terminaciones de las viviendas que construyen, por lo que devino una buena oportunidad para afianzar la práctica.

curso_002

Por cada actividad concluida los instructores realizaron una evaluación, aplicando una hoja evaluativa, y otorgaron una puntuación al estudiante. Fue muy interesante ver a los aprendices defender hasta un milímetro de error, frente a un instructor que agudizó la vista para encontrarlo. Además de la técnica, también fueron evaluados niveles, medidas, plomo, uso de las herramientas, limpieza y organización. Se les enseñó la técnica del repello, la colocación de azulejos y el vaciado de pisos, en dos semanas muy intensas para ambos equipos. El resultado del esfuerzo quedó plasmado en las terminaciones de los muros y en los rostros contentos por haber cumplido con los requerimientos técnicos y de presentación.

Las sesiones de trabajo transcurrieron entre muchas y productivas discusiones. Se trabajó en definir los cursos a impartir en los dos años de formación dual, en los cuales se desarrollaran cuatro cursos prácticos y dos evaluaciones, una intermedia y otra final. Se definieron los objetivos específicos basados en la necesidad de los aprendices de aprender nuevas técnicas, usos y aplicaciones. Se conformaron módulos y a cada actividad se le determinó un tiempo de ejecución, que llegó a tener 3 072 horas prácticas para los dos años que dura el aprendisaje. Se trabajó en los planos de detalles y el presupuesto, y además, el equipo de instructores hizo un desglose de las actividades a evaluar, tal como aparece en la hoja de evaluación, a fin de disponer de un instrumento detallado como guía a la hora de examinar a los aprendices.

curso_001 La experiencia de los participantes y el trabajo en grupo permitieron obtener resultados concretos en poco tiempo, y se aprovechó para intercambiar información, experiencias y vivencias con los compañeros situados al frente de los proyectos. La participación de los aprendices en el curso posibilitó echar a andar los resultados de las largas horas de discusiones y aplicarlos a la realidad.

Al concluir, quedamos con la satisfacción de contar con un instrumento de trabajo que mejorará la enseñanza práctica de los aprendices. Este curso constituyó un primer paso para cambiar la calidad de la mano de obra en las construcciones de la vivienda popular en nuestros países, y de ahora en adelante, no pararemos de andar.