sm_ladrillos_mejorados El ladrillero se prepara para hacer la próxima quema en su horno artesanal, pero esta vez hay algo que es diferente en su rutina: debe mezclar dentro de la arcilla húmeda un polvo blanco muy fino, que le ha sido entregado por un joven investigador del CIDEM que está de visita en su taller. El joven le explica que este material, bautizado por un productor como PROVID, le va a permitir implementar lograr significativos ahorros en su proceso productivo, por su condición de material fundente. El ladrillero tiene sus dudas, pero de todas maneras la curiosidad le incita a probar el nuevo producto. 

Por Prof. Dr. Fernando Martirena

Los fundentes son materiales que modifican las propiedades mineralógicas de las arcillas, y permiten que el proceso que da lugar al endurecimiento de los ladrillos Arq. Dania Betancourtdurante la quema, conocido científicamente como "sinterización", ocurra a temperaturas más bajas y en menor tiempo. Por esta vía se pueden lograr significativos ahorros en la producción de ladrillos, a partir de reducir el consumo energético en la fabricación.

Este producto es el resultado del trabajo de más de 6 años de un colectivo de trabajo del CIDEM (Centro de Investigación y Desarrollo de Estructuras y Materiales) en la Universidad Central de las Villas en Cuba, en el que se destaca la Arq. Dania Betancourt, quién en diciembre de este año deberá defender en La Habana su tesis para el Grado de Doctora en Ciencias Técnicas en este tema. El Dr. Robert Day de la Universidad de Calgary en Canadá también ha brindado su colaboración.

Los primeros resultados positivos de la evaluación de este producto se obtuvieron en Cuba a mediados del año 2004. En aquel momento se decidió proteger la propiedad intelectual sobre este producto, y se procedió a registrar la patente en Cuba y Canadá (Patente No. VC 2004-0034, registrada el 15.06.2004). Esto permitirá que las bondades de este producto puedan ser usadas siempre bajo la supervisión y con la autorización de los dueños de la patente, en este caso un equipo de trabajo de CIDEM y de la Universidad de Calgary.

El PROVID se puede producir a muy bajo costo con materiales de desecho de ciertas producciones. Para la molienda se puede usar maquinaria desarrollada y comercializada por EcoSur, como el molino de bolas MB-600. Su uso no introduce modificaciones sustanciales en el proceso productivo.

Se ha determinado que el mejor rango de aplicación está entre el 2-5% del peso de la arcilla usada, esto dependiendo de las características de esta. Su uso ha permitido bajar las temperaturas de quema, usualmente en la zona de los 1100 oC, por debajo de los 900 oC. En muchos casos se reporta adicionalmente una reducción del tiempo de quema de más del 50%, y en todos los casos se logra producir un ladrillo que es entre 30-50% más resistente que el ladrillo sin PROVID. Las aplicaciones en planta de este producto han demostrado su eficiente funcionamiento. Recientemente se han hecho pruebas en una importante fábrica de producción de ladrillos en Ecuador, que han brindado resultados muy satisfactorios, y se estudian vías para poder aumentar su producción y empleo.

Esta vez el ladrillero comprobará con satisfacción los resultados del empleo de este polvo maravilloso, que le va a permitir reducir sensiblemente los costos de producción, y mejorar la calidad de sus ladrillos, lo que va a redundar en beneficios económicos. Con insistencia solicita al joven investigador que le suministre nuevos lotes de PROVID, producto que a partir de hoy pasará a formar parte de sus materias primas habituales.

manicaragua_ladrillos_mejorados