sm_davos

Casi ninguno de los habitantes de ese pequeño pueblo entre montañas llamado Davos, en Suiza, se dio cuenta de que por varios días tuvieron el privilegio de tener de huéspedes a "más de la mitad de los cerebros que hoy día trabajan en el cemento y el hormigón en el mundo", según palabras de uno de los participantes de la X edición de la conferencia "Avances del cemento y el hormigón: sostenibilidad" que se realizó del 3 al 7 de julio de este año en este pueblecito, que también es sede cada año del famoso Forum Mundial Económico.

Con un estilo relajado e informal, la conferencia analizó un amplio espectro de problemas relacionados con la producción y uso del cemento. Estos fueron desde el desarrollo y empleo de alternativas al cemento Pórtland, como es caso de los llamados "geo-polímeros", pasando por los aspectos de la durabilidad de las estructuras y edificaciones construidas con hormigón, el uso de cemento y hormigón en aplicaciones especiales, como el aislamiento de residuos nucleares peligrosos y el reciclaje de los residuos urbanos de forma ambientalmente compatible, hasta la producción y empleo de hormigones con muy bajos volúmenes de cemento Pórtland.

ed_21_kurt_001 Más de un centenar de personas participaron en las múltiples sesiones de trabajo de la conferencia, realizadas en el famoso centro de congresos de Davos, que entre otras cosas propiciaron productivos debates sobre los temas presentados. Las amplias y bien planificadas sesiones sociales permitieron aumentar aún más el contacto entre los participantes, y de hecho se convirtieron en extensiones de las sesiones de debate técnico.

La conferencia dejó claro que queda mucho camino aun por recorrer en términos de garantizar la sostenibilidad del cemento y el hormigón en la sociedad moderna en que vivimos. Este camino pasa por buscar alternativas de disminuir las emisiones de CO2 asociadas con la producción mundial de cemento, que representan cerca del 5% del total; pero también por buscar vías de fabricar elementos con ciclos de vida más largos, que permitan de cierta forma amortizar en el tiempo con su performance el alto consumo inicial de energía, así como buscar vías de hacer más sostenible la producción y uso actual del cemento Portland, por ejemplo reciclando desechos. Existen ya herramientas a mano que permiten de forma práctica –aun con limitaciones- poder comparar soluciones a la luz de la sostenibilidad, pensando sobretodo en el impacto ecológico.

Fue muy interesante ver que los líderes de la investigación y desarrollo de la gran mayoría de los grandes consorcios productores de cemento del mundo estaban presentes en esta conferencia. Sus presentaciones demostraron que la industria está trabajando en soluciones prácticas que podrán en pocos años cambiar las condiciones de producción y uso del cemento, para hacerlo de manera más sostenible. Muchos de los grandes centros de investigación que hoy día trabajan en este tema en el mundo también presentaron sus resultados, algunos de ellos con una visión que incluye incluso la posibilidad de un futuro sin cemento, donde nuevos materiales, entre ellos los llamados "biomateriales", sustituyan al centenario cemento Portland.

ed_21_kurt_002 Un toque peculiar lo dio la presentación del Dr. Kurt Rhyner sobre el uso de los ecomateriales en proyectos de construcción en países en vías de desarrollo. Con asombro en algunos casos, y en otros cierta incredulidad, los participantes escucharon la ponencia. La discusión estuvo alrededor del papel del cemento en la construcción en el mundo en desarrollo, y las vías por las que este material podría contribuir a un desarrollo armónico y sostenible.

Adicionalmente el Dr. Fernando Martirena presentó la conferencia magistral "Cemento y hormigón en proyectos de vivienda de bajo costo en el tercer mundo: son materiales sostenibles?", realizada en le sesión de clausura del evento, que complementó la información brindada por Rhyner con datos y resultados del trabajo de CIDEM y EcoSur en el desarrollo e implementación de los ecomateriales en los últimos 15 años. Con mucho interés los participantes pudieron ver como es posible producir a muy pequeña escala hormigones con excelentes propiedades y muy bajo contenido de cemento, y que pueden ser usados de forma masiva en países en vías de desarrollo. Adicionalmente el poster "Hacia un uso sostenible del cemento y el hormigón", presentada por el Dr. Martirena, fue premiado entre las tres mejores del evento.

Esta amplia participación de EcoSur en esta conferencia, realizadas gracias a la coordinación e interés de el Laboratorio de Materiales de Construcción de la Universidad Politécnica de Lausana-EPFL, pueden representar la integración formal de esta institución a ese "pequeño y elitista club" –según palabras de otro participante- de personas que se dedican al uso y desarrollo del cemento en el mundo. El impacto de esto está aun por verse, pero es muy posible que en el futuro hablemos de "antes y después de Davos".