EcoSur en Filipinas

filipinas haiyan 008

Un experto de Red EcoSur fue contratado para proponer opciones de reconstrucción en la isla de Panay, Filipinas, devastada por el ciclón en Noviembre de 2013: "Cuando llegamos, justo tres semanas después de que el ciclón Haiyan (llamado localmente "Yolanda")  barriera el área central del archipiélago filipino, vimos la casi completa destrucción de las casas sencillas de bambú de los segmentos pobres de la sociedad, pero también experimentamos una sociedad muy ajetreada en la reconstrucción"

Reporte por Kurt Rhyner

La visita tuvo lugar como parte de una acción de emergencia de Solidar, una ONG Suiza, cofinanciada por Swiss Solidarity. La tarea que nos encargaron fue realizar propuestas para la reconstrucción bajo el enfoque "Reconstruir mejor" ("Build back better").
Viajamos a aldeas de pescadores donde casi todo fue destruido, pero también a las montañas donde la situación no era mucho mejor. La gente no solo perdió sus casas: la mayor parte de los pescadores también perdieron sus barcos; los arrozales de los campesinos también fueron dañados. Grandes cantidades de árboles cayeron, algunos maderables, en su mayoría palmeras.

filipinas haiyan 006Nos sorprendió ver muchas chozas endebles con un techo intacto... ¿Cómo era posible? La respuesta fue simple: muchas familias han empezado a construir un refugio provisional con planchas de techo que fueron arrancadas de otros lados por los vientos o han empezado a tejer el techo verde con hojas del sitio. Una mujer, sentada frente a su mini-choza, nos muestra orgullosa las planchas de techo que ahora tiene. No podíamos saber si ella las tenía o no antes del ciclón.

El espíritu de los Filipinos no está roto. Por todas partes se arreglan las casas o se construyen nuevas chozas. "Sí, estamos acostumbrados a esto... hay ciclones cada año, pero ninguno como éste!", explica un pescador mientras pone techo a su casa.

Sin embargo nuestra tarea será "reconstruir mejor". Se presentó un diseño que combina el estilo de arquitectura local con una alta resistencia contra terremotos, vientos e inundaciones: Debe ser una vivienda simple y permanente, de bajo costo. La estructura de soporte deberá durar 50 años, la estructura del techo y la cubierta deben estar en buen estado por al menos la mitad de ese tiempo; las paredes, así como puertas y ventanas deben tener una vida útil de al menos 10 años. Con esta perspectiva, una familia puede recuperarse de las pérdidas y potencialmente mejorar la casa paso a paso. Así, por más de una década pueden concentrarse en otras cosas que no sea reparar su casa.

Esto nos lleva a proponer una estructura de soporte basada en cemento parte de los elementos de pared hechos de bambú en un marco de madera, con un techo de madera y bambú.

Todos los materiales pueden ser comprados localmente, algunos de ellos son productos naturales de la zona y otros pueden ser producidos localmente. Las habilidades de construcción básicas existen en las comunidades y, con un programa específico de capacitación para constructores, se mejorará su eficiencia y conocimiento.

Esta propuesta fue entregada a Solidar quienes preparan la propuesta de financiamiento para empezar la acción el primer trimestre de este año. Mientras tanto, Solidar ha entregado 2,500 refugios de emergencia que consisten básicamente en 12 planchas de hierro galvanizado y clavos que permiten a las familias construir o mejorar su refugio de emergencia e iniciar la construcción permanente desde este punto.

La ayuda para la reconstrucción permanente no beneficiará a todos, pero los filipinos saben que esto está en sus manos y lo van a hacer.

filipinas haiyan reconstruccion