Mujeres dinámicas: del cooperativismo a la construcción con tierra

Mujeres que cambian con el tiempo
Imelda, Maribel y Delma no son ingenieras civiles ni arquitectas. Ni siquiera albañiles, pero tuvieron que aprender a leer planos, usar la plomada y dar órdenes a los hombres que trabajaron con ellas como albañiles en El Salvador.
En Tejutepeque, a tres horas de la capital, la Asociación cooperativa de ahorro y crédito Mujeres Solidarias de Responsabilidad Limitada, ACAMS, construye el futuro con viviendas dignas y ecológicas.
El déficit de vivienda en El Salvador, al igual que en la mayoría de países de América Latina, es muy grande, agravado por los bajos ingresos de la población campesina, lo que no garantiza las condiciones mínimas de subsistencia. ACAMS de R. L., surge como una respuesta a estas necesidades, promoviendo alternativas crediticias para todas aquellas familias que quieran mejorar su vida.
Luego de un exitoso proyecto de mejoramiento de vivienda en el que, en más de 170 casas, se cambiaron los techos de lámina metálica por Teja de MicroConcreto, pisos de tierra por cemento, se repararon o cambiaron puertas y ventanas, ACAMS empezó un proyecto piloto de 5 viviendas que luego generaron un segundo proyecto de 60 viviendas.
Para construir estas 60 viviendas, las tres mujeres salvadoreñas tuvieron que aprender todo lo relacionado a la construcción con tierra, en primer lugar para convencer a la población que las casas de adobe son buenas, y luego a los albañiles, hombres en su totalidad, que no querían recibir órdenes de "esas mujeres". Tratando en lo posible de evitar la confrontación, Imelda, Maribel y Delma terminaron el proyecto y ahora muchas familias salvadoreñas viven en su casa propia pagando menos de USD 40,oo al mes. Además, para fortalecer la organización, ACAMS gerencia un taller de producción de EcoMateriales que luego son usados en sus proyectos de construcción, así como para la venta al público.
Luego de los terremotos del año 2001 se perdió mucha confianza en la construcción en tierra. Con las técnicas de construcción adecuadas aplicadas en este proyecto, como contrafuertes, cubierta liviana, dinteles y ventanas en el sitio, las casas de adobe de Tejutepeque son sismoresitentes y además, bellas.

Vivienda de adobe tierra en El Salvador

Imelda, Maribel y Delma no son ingenieras civiles ni arquitectas, no se diga albañiles, pero tuvieron que aprender a leer planos, usar la plomada y dar órdenes a los hombres que trabajaron en la construcción de vivienda social en El Salvador. En Tejutepeque, a tres horas de la capital, la Asociación Cooperativa de Ahorro y Crédito Mujeres Solidarias de Responsabilidad Limitada, ACAMS, edifica el futuro con viviendas dignas y ecológicas.

El déficit de vivienda en El Salvador, al igual que en la mayoría de países de América Latina, es muy grande, y,  agravado por los bajos ingresos de la población campesina, no garantiza las condiciones mínimas de subsistencia. ACAMS surge como una respuesta a estas necesidades, promoviendo alternativas crediticias para todas aquellas familias que quieran mejorar su vida. 

Mujeres dinámicasLuego de un exitoso proyecto de mejoramiento de vivienda en el que, en más de 170 casas, se cambiaron los techos de lámina metálica por Teja de MicroConcreto, pisos de tierra por cemento, se repararon o cambiaron puertas y ventanas, ACAMS empezó un proyecto piloto de 5 viviendas que luego generaron un segundo proyecto de 60 viviendas.
Para construir estas 60 viviendas, las tres mujeres salvadoreñas tuvieron que aprender todo lo relacionado a la construcción con tierra, en primer lugar para convencer a la población que las casas de adobe son buenas, y luego a los albañiles, hombres en su totalidad, que no querían recibir órdenes de "esas mujeres". Tratando en lo posible de evitar la confrontación, Imelda, Maribel y Delma terminaron el proyecto y ahora muchas familias salvadoreñas viven en su casa propia pagando menos de USD 40,oo al mes. 

Luego de los terremotos del año 2001 se perdió mucha confianza en la construcción en tierra. Con las técnicas de construcción adecuadas aplicadas en este proyecto, como contrafuertes, cubierta liviana, dinteles y ventanas en el sitio, las casas de adobe de Tejutepeque son sismoresitentes y además, bonitas.

Casa de adobe y tierra en El Salvador