El bambú y la minería a cielo abierto en Cuba

El bambu y la mineria a cielo abierto

La minería a cielo abierto utiliza una técnica que conlleva a la destrucción agotamiento de los recursos: Se elimina primero el bosque, luego el suelo fértil, luego toda la capa de tierra que puede contener el metal que se busca es procesada y refinada. Esto contamina aguas superficiales y freáticas, el polvo afecta a cientos de metros a la redonda, y la tierra queda yerma, sin capa fértil, sin agua, sin vida.
En Holguín, a 700 kilómetros de La Habana, el Centro de Investigación y Desarrollo de Estructuras y Materiales, CIDEM, implementa un programa de reforestación que hasta el momento ha sembrado más de  250 hectáreas con bambú para recuperar el suelo agotado por la explotación minera.

El bambú y la minería a cielo abierto en CubaPara la reforestación con bambú se escogió la especie Dendrocalamus asper, la cual puede crecer en suelos empobrecidos, y en apenas 14 meses, el bambú se ha adaptado al suelo del sitio.  La explotación minera terminó hace 12 años y se calcula que se necesitarán otros 12 años para que el bambú produzca suficiente sombra y deposite una cantidad de hojas suficientes para que se pueda recuperar la tierra agostada.

El proyecto de CIDEM implementa una carpintería donde, además de procesar el bambú para construcción, se implementa una fábrica de muebles que ha recibido asistencia técnica de artesanos y expertos de otros países del sur.

La empresa forestal que implementa el programa de reforestación posee un vivero que, además de vender las plantas a las empresas mineras que tienen la obligación de hacer la remediación ambiental,  ha reforestado más de 1,500 hectáreas con Pino, Casuarina, frutales y bambú.