ingeniería

  • En los países de América, generalmente los planes de instrucción y educación para obreros son deficientes y como consecuencia, falta mano de obra calificada. Sobre todo en la construcción popular se observan múltiples errores conceptuales y deficiente calidad, malgastando materiales y poniendo la población en riesgo.

    Aquellos jóvenes que no pueden llegar a la Universidad se quedan por lo regular sin instrucción. Para mejorar esta situación, la Red EcoSur ha comenzado un programa de educación dual en Nicaragua y en otros países, dónde jóvenes se educan durante dos años en el oficio del albañil.

    A continuación, los testimonios de algunos de los estudiantes de Educación Dual.

    Noel Ochoa.
    Estudia con una beca el 2do. año de Ingeniería Civil en el turno sabatino y en la semana estudia el Técnico en Construcción Civil en Nicaragua. Realiza un gran esfuerzo por sus estudios: “estoy aprendiendo mucho y la experiencia me va a servir para cuando sea un profesional”.
    Noel Ochoa
    Yelvin Lanzas.
    No ha culminado los estudios de secundaria estando en una edad difícil de decidir qué es lo que se quiere. Solicitó la beca para ser estudiante del Técnico en Construcción Civil: “sin saber si esto era a lo que me quería dedicar, escuche sobre la beca y aplique con una esperanza de encaminar mi futuro, he aprendido no solo de albañilería, me he demostrado a mí mismo que tengo muchas destrezas, habilidades y lo mucho que puedo lograr, la carrera de técnico no solo me ha dado un oficio, sino que también ha mejorado mi vida”.
     
    Milton Lanzas.
    Es uno de los estudiantes de mayor edad en el grupo. Un año después de estar estudiando el técnico reconoce todo lo que ha logrado en conocimiento de la albañilería: “ser estudiante ya teniendo familia es difícil, tengo que administrar bien mi tiempo y mis ingresos económicos, pero quiero culminar esta carrera; he comprobado que la albañilería me gusta y de esta manera aseguro mi futuro y el de mi familia”.
     
    Marcos Palacios.
    Estudia los sábados el segundo año de Contaduría y en la semana estudia el Técnico en Construcción Civil: “pasé de no saber nada de albañilería a llevar una construcción como albañil encargado, mi meta es culminar mis dos estudios y tener más opciones en el mundo laboral”.
     
    Yorvin Lanzas.
    Terminó la secundaria pero no continuó con los estudios porque quería tener ingresos y estudiar a la vez, por lo tanto la beca del Técnico en Construcción Civil le pareció una excelente oportunidad. A pesar de tener un carácter fuerte se ha adaptado al modelo de Educación Dual que exige responsabilidad y disciplina: “Mi propósito es culminar el estudio, mi meta es tener mi título como Técnico y emprender en el oficio de la Albañilería”.
     
    Jarol Lanzas.
    Con 34 años es el mayor del grupo. Decidido a aprovechar esta oportunidad, solicitó la beca con la fe que se le aprobaría, demostrando que cuando hay interés se puede lograr mucho. “Estoy muy agradecido con la oportunidad que se me brindó, cada día mejoro en conocimiento, la albañilería es un oficio muy bonito y muy demandado; mi propósito es combinar el trabajo de agricultura al que siempre me he dedicado y a la vez desempeñarme como albañil teniendo así más opciones laborales”.
     
    Giovanny Castro.
    Terminó de estudiar la secundaria pero sé quedo sin opción a estudiar una carrera universitaria por falta de recursos económicos; “la beca para estudiar el Técnico en Construcción Civil ha sido una bendición para mí y mi familia, al no seguir estudiando y desempleado, lo que hacía era pasar el tiempo en la calle, a pocos meses de culminar el estudio como técnico, me siento muy satisfecho del aprendizaje y la experiencia obtenida, mi vida ha cambiado para mejor”.
     
    Emilio Castillo.
    Es hermano menor de un Egresado del curso de Educación Dual, vio el ejemplo de su hermano y la oportunidad de estudiar con la Beca del Técnico en Construcción Civil. Llegó a través del proyecto “Desarrollo Integral Comunitario Hábitat San Marcos”: “con un poco de experiencia y decidido que es el oficio al que me quiero dedicar en la vida, por mí y mi pequeña familia pongo cada día mayor esfuerzo para concluir la carrera y así ser un excelente albañil”.